¿Qué hacer ante el bullying?

Sobre el bullying en la escuela, ¿Qué podemos hacer para detenerlo?

El bullying, es un término utilizado para identificar el acoso escolar. Este es un asunto de mucha seriedad. En algunos países, por ejemplo, se han realizado estudios que revelan que el bullying pudo ser una de las principales causas de suicidio juvenil, en el 40% de los casos informados.

¿Qué implica el bullying?

Algunos pueden pensar que se trata únicamente de acoso físico, sin embargo, el bullying implica mucho más que eso.

Abuso verbal

El abuso verbal es una de las principales formas de acoso. Las palabras crueles, los insultos, los sobrenombres, llegan a ser muy creativos y crueles. Esta forma de ataque, va minando poco a poco la autoestima del estudiante. Entonces, el joven comienza a pensar que las cosas que le dicen son ciertas. Incluso, se llega a modificar su forma de pensar y su conducta.

Rechazo Social

La exclusión de los grupos es muy común en el bullying. Esto causa un impacto realmente negativo en la psiquis del estudiante. Algunos cuentan como son rechazados de las mesas a la hora de comer o de hacer grupos de estudio. El rechazo social, puede conducir a formar patrones de pensamiento negativos sobre la misma persona, y sobre los demás.

Ciberacoso

Aunque el bullying no es una práctica moderna, es cierto que su utilización, y las modalidades si han cambiado considerablemente en algunos casos. Todo de la mano de los avances tecnológicos. Es muy común observar cómo se emplea la tecnología para acosar a los compañeros. El ciberacoso, incluye enviar mensajes malintencionados o imágenes reveladoras o modificadas por internet o teléfono celular. Esparcir rumores, o imágenes de este tipo, puede arruinar la reputación de una persona.

¿Por qué algunos jóvenes cometen bullying?

Existen varias razones por las cuales algunos jóvenes se convierten en abusones o bullies. Una de ellas, es que ellos mismos hayan sido víctimas de acoso. Algunos jóvenes que han pasado por esto, reconocen que empezaron a hacerlo porque estaban cansados de ser víctimas de acoso y deseaban encajar.

Otra razón, es que han tenido un mal ejemplo. Muchas veces, la conducta es aprendida en los mismos hogares, de padres o hermanos abusivos. Seguir este patrón de conducta, es bastante frecuente en los jóvenes que provienen de hogares violentos.

Y una de las más frecuentes razones, es que desean esconder su propia inseguridad. «Los aires de superioridad del bully a menudo son una forma de encubrir su dolor y sus sentimientos de ineptitud» (The Bully, the Bullied, and the Bystander, de Bárbara Coloroso) Así es, muchas veces, los jóvenes se convierten en abusivos para esconder o disfrazar sus propias inseguridades y baja autoestima.

¿Quiénes suelen ser las víctimas?

Por lo general, las víctimas de los bullies suelen seguir un mismo patrón. Entre ellos, destacan los que son solitarios, los que son o parecen ser diferentes, y los que muestran baja autoestima.

Los jóvenes que no saben o no se les facilita hacer amigos, por lo general terminan estando solos. Es ahí cuando se convierten en blanco predilecto de los abusadores.

Por su parte, aquellos que parecen ser diferentes siempre son blanco fácil de los abusones o bullies. Estos tienden a burlarse de cualquier «diferencia» que puedan percibir en los demás. Puede ser el caso de la religión, cultura, raza, aspecto físico, alguna discapacidad, forma de vestir o de hablar, o cualquier otra cosa.

En el caso de los que presentan baja autoestima, suelen ser los favoritos, debido a que no se defienden.

¿Qué se puede hacer en esas situaciones?

La principal arma y el mayor regocijo de los bullies es causar daño o sufrimiento, por eso, la mejor forma de evitar el acoso es quitándole a los acosadores su principal fuente de placer.

Acusarlos

Algunas encuestas revelan que más del  50% de las víctimas de ciberacoso nunca revelan lo que sucede. Muchas veces, la causa general, es la vergüenza que sienten. En algunos casos, el temor a las represalias también juega un papel fundamental. Acusar a los bullies puede marcar la diferencia entre mejorar la situación o que todo permanezca igual, e incluso empeore.

Ignorarlos

Si no te ves afectado por lo que te dicen, seguramente perderán el interés y dejarán de hacerlo. Esta es una técnica que ha funcionado a muchos jóvenes que han sufrido de abuso, comentan que esta técnica les ha funcionado bastante bien.

Respuestas inesperadas

También se aconseja responder de forma inesperada, sobre un tema que no tenga nada que ver. O también, se puede tomar la situación con humor. Hacer una broma sobre lo que te estén diciendo, generalmente desarma al abusón o los deja sin saber qué hacer.

Retirarse

Lo más inteligente, es no exponerse a la situación. Es aconsejable evitar los lugares que son frecuentados por los abusones. También, retirarse cuando ven que se acerca el bullie. Tampoco es buena idea tomar represalias, ya que, por lo general, son más fuertes y serán superiores en un enfrentamiento físico.

Mostrar seguridad

Sentirte seguro de ti mismo y demostrarlo, hará que no seas blanco de abusos. Los abusones buscan a los que tienen baja autoestima, porque saben que son blanco fácil. Por eso, si tienes baja autoestima, debes buscar ayudar para valorarte en su justa medida. En este punto, los padres juegan un papel importante. Deben aprender a identificar si su hijo o hija tiene baja autoestima y la razón, para poder ayudar en su recuperación.

Esfuerzos conjuntos

Los entes gubernamentales, instituciones independientes y celebridades, han realizado campañas en contra del bullying. Y cada vez, son más los esfuerzos que se realizan para combatir este creciente mal en la sociedad actual. Los maestros, son parte fundamental para el combate de este terrible mal, y deben estar siempre atentos de estas situaciones.

Recordemos que la responsabilidad recae sobre todos nosotros. Los que son padres, en dar una buena crianza a sus hijos, para que no sean bullies. O para que aprendan a defenderse en estas situaciones. En el caso de los maestros e instituciones educativas, deben estar enfocados a eliminar esta práctica de los lugares de estudio.

El bullying es una práctica detestable contra la que debemos luchar para erradicar de nuestra sociedad.

-Jamás te unas a un maltratador, ni si quiera para no ser abusado. Si lo haces, caes lo más bajo que puedes, pues te conviertes en su seguidor y en un cobarde.-Autor desconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *